Primer Simposio Hispano Mexicano de Salud Mental y Obesidad.

Lo último en obesidad relacionado con el campo de la psiquiatría y la psicología
El riesgo de padecer depresión es un 55% mayor en las personas obesas

Por: Adriana Rivera

México, Distrito Federal.- El pasado 13 de mayo de 2015 en el hotel Camino Real Pedregal se celebró con éxito el Primer Simposio Hispano Mexicano de Salud Mental y Obesidad que organizó el Instituto Latinoamericano de Sobrepeso y Obesidad (ILSO) en colaboración con la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). Expertos de diversos países, entre ellos, España y México, compartieron su visión con más de 300 asistentes con temas de vanguardia sobre la obesidad y su relación con la salud mental, psiquiatría y psicología.

Se impartieron cuatro conferencias magistrales por ponentes internacionales, tales como: Neurobiología de los trastornos de alimentación por el Dr. Enrique Camarena; las claves de la conducta alimentaria por el Dr. Javier Correas Lauffer; el aspecto emocional del sobrepeso por el Dr. Francisco Javier Quintero, así como, las actualidades sobre el manejo farmacológico integral de los trastornos de la alimentación por el Dr. Wazcar Verduzco; además de las relevantes conclusiones  emitidas por el Dr. Raúl Morín Zaragoza, expresidente de la Academia Mexicana para el Estudio de la Obesidad (AMEO).

Adolfo Pacheco Zúñiga, director general de ILSO afirmó que el objetivo del simposio fue presentar la información más actualizada con respecto a la obesidad con temas de psiquiatría y psicología, muy particularmente, los llamados Trastornos de Conducta Alimentaria (TCA), entender si hay relaciones, correlaciones entre éstas y sus características.

Así mismo, se contó con la presencia de representantes de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), específicamente de la Dirección de Proyectos Especiales de la Rectoría General, invitados distinguidos del Hospital Español y del Instituto Nacional de Pediatría.

El congreso fue auspiciado como patrocinador oficial por la firma farmacéutica Medix®, líder en el manejo integral del Sobrepeso y la Obesidad (SyO), impactando directamente a médicos generales, médicos con especialidad en psiquiatría y otras especialidades, así como, nutriólogos clínicos, enfermeros, fisioterapeutas, entre otros.

Conclusiones generales
Enrique Camarena ultimó que los trastornos de conducta alimentaria obedecen a una serie de variables en donde los factores biológicos y psicosociales tienen roles diferentes pero complementarios.

“Las condiciones de la imagen corporal, las preocupaciones excesivas en torno al cuerpo y las características semejantes del placer de la comida en obesos ligados con problemas de adicción; llamando la atención sobre cómo la obesidad se convierte en factor de riesgo para la anorexia nerviosa”, detalló Javier Correas.

Por su parte, Javier Quintero resaltó: “La relevancia de la obesidad como problema de salud, la asociación entre la  psicopatología y la obesidad, así como, la importancia del trastorno de estrés postraumático para su génesis acompañada de ansiedad y depresión”.

Además de recordar los medicamentos noradrenérgicos y serotoninérgicos aprobados por la Secretaría de Salud para controlar la obesidad, Wazcar Verduzco hizo hincapié en la falta de realización de actividad física para favorecer los niveles de endorfinas, mejora la generación de noradrenalina y la autoestima. “Ninguna intervención por sí sola estima ser superior para perder peso, las intervenciones combinadas e intensivas parecen ser más efectivas; en el caso de la obesidad y los trastornos mentales, la participación del psicólogo y el psiquiatra son fundamentales” añadió.

Para finalizar, Raúl Morín Zaragoza enfatizó: “La creciente prevalencia de la depresión del siglo XXI y su asociación con la obesidad; de acuerdo a la Guía Práctica Clínica de la Sociedad de Endocrinólogos para el Manejo Farmacológico de la Obesidad en EE.U.U. recomienda el uso de lorcaserin (no disponible en México) o fentermina para el tratamiento de pacientes obesos con depresión”.