Manejo Psicológico en Personas que con Obesidad | Medix

La terapia cognitivo conductual provee métodos que permiten vencer las barreras que evitan cumplir con la dieta e incrementar la actividad física.

Este tipo de tratamiento se basa en técnicas de autocontrol que permiten identificar y controlar tu conducta, mediante la manipulación de antecedentes y consecuencias, con los que la conducta se relaciona funcionalmente.

La intervención psicológica en el paciente con obesidad tiene como objetivos motivar al paciente para que permanezca en el tratamiento y asista a las consultas necesarias con cada especialista, así como concientizar a la persona sobre la forma en que participa en la perpetuación de conductas no saludables que favorecen la ganancia de peso corporal y promover el cambio.

La intervención también implica el desarrollo de la autoconciencia del comportamiento del paciente para resolver el problema de salud, de la forma en que se sabotea, de qué tanto abandona el tratamiento y a pesar de esto espera resultados favorables. Por ejemplo, el hecho de no consumir el desayuno adecuado y de ahí continuar el resto del día o la semana con conductas previas al tratamiento, fijando fechas “mágicas” (el lunes o el día…) que nunca llegan.

El tratamiento para cambiar la conducta debe incluir la vigilancia semanal del peso corporal para evaluar el progreso y evitar mayor deterioro; aprender a controlar el estímulo o la ansiedad por consumir alimentos; asegurar un apoyo real por parte de la familia e idealmente en el área de trabajo; cuestionar a los profesionales de la salud sobre las dudas que existan alrededor del tratamiento y exigir una respuesta clara y concreta; reestructurar la forma de pensar y reforzar los cambios, así como prevenir recaídas mediante estrategias específicas. 

Características principales de la terapia cognitivo-conductual

automonitoreo
Automonitoreo

Es el registro diario y detallado por escrito de la ingestión de alimentos, así como las circunstancias bajo las que ocurrió. Identifica las influencias del medio ambiente y personales que regulan la actividad física y de alimentación, para la evaluación del progreso en la modificación de los hábitos.

estimulo
Control de estímulo

Evita la exposición a situaciones que inducen a comer en exceso. Por ejemplo se deben separar las comidas de otras actividades como ver televisión, arreglar asuntos de negocios o de otra índole mientras se ingieren alimentos, para estar completamente conscientes del acto de comer sin distracciones.

alimentacion_flexibilidad
Flexibilidad en el programa de alimentación

Se favorecerán opciones de alimentación equilibradas y flexibles.

reestructuracion
Reestructuración cognoscitiva

Útil para identificar sentimientos y pensamientos de auto derrota. Identifica actitudes relacionadas con expectativas excesivamente optimistas y poco realistas con tu peso e imagen corporal. Por ejemplo, no fijar como meta el caminar 6 km diarios cuando nunca has realizado una caminata.

recompensas
Recompensas

Podrían utilizarse para estimular al paciente una vez que haya logrado sus objetivos. Puede ser un objeto o situación sencilla que el paciente desea y se compagina con el logro de su objetivo. No utilizar alimentos o platillos como premio.

cambios_actitud
Cambios de actitud al comer

Facilita comer menos sin sentirse privado de los alimentos. Por ejemplo, se recomienda masticar varias veces el bocado y comer en forma pausada para permitir que las señales de saciedad se produzcan. Otra medida sería iniciar una comida con ensalada de verduras para promover la saciedad.

prevencion_racaidas
Prevención de recaídas

Promueve el mantenimiento del peso perdido durante el tratamiento.

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

Todo plan de reducción de peso deberá ser evaluado y aprobado por un profesional de la salud, consulte a su médico. La información de esta sección es con fines orientativos.